Día del Tartán

Después de la batalla de Culloden el 16 de abril de 1746, el Parlamento inglés prohibió vestir tartán, hablar gaélico, música escocesa, bailar, o tocar la gaita. Cualquier persona que fuera sorprendida haciendo algo de esto podría ser fusilada ante todos, detenida o exiliada a las colonias. Esta prohibición duró 36 años.

La leyenda dice que los habitantes de las tierras altas de Escocia idearon un plan para ocultar un pedazo de tartán en su ropa durante sus visitas a la iglesia. En un momento determinado durante el servicio, sostenían el tartán y lo bendecían. Cuando los escoceses se vieron obligados a luchar para el ejército británico, se dice que las mujeres llevaban un pedazo de su tartán a la iglesia (Kirk) para ser bendecidos y para orar por la protección de su clan. Así llegó la celebración escocesa conocida como Kirkin ‘O’ the Tartan.

Desde 1941, esta celebración se ha practicado en muchos países, pero ahora en lugar de ocultar el tartán, durante la ceremonia un representante de cada clan coloca trozos de tartán en la iglesia para ser bendecido.

Durante los servicios de esta tradición se incluyen a menudo música con gaitas. Las adaptaciones de la oración de Ralph Gunn también son comunes.

¡Celebra esta tradición escocesa, muestra tus rodillas este año vistiendo un kilt!

La Banda de Gaitas del Batallón de San Patricio porta orgullosamente el tartan MacKenzie of Seaforth, que combina los colores de la bandera de México con los colores de la bandera de Escocia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *